tracker home

¿Por qué no deberías conectar tu móvil a un coche de alquiler?

Cuando conectas tu smartphone al coche mediante una app o mediante un cable de USB, tu información personal puede quedarse guardada. Y si el automóvil es de alquiler puede ser un problema.

Obviamente, que conectemos nuestro teléfono móvil (smartphone) a nuestro coche, a priori, no tiene por qué dar lugar a ningún riesgo. El problema viene cuando alquilas un vehículo y conectas tu dispositivo (mediante un cable USB, Bluetooth y/o app).

Y es que, si eres usuario habitual de este tipo de tecnología, habrás comprobado que tu teléfono se suele quedar vinculado al sistema de información y entretenimiento del coche y, con ello, información como nuestra agenda de contactos, los mensajes de texto y el registro de llamadas. Si conectamos un teléfono personal, puede que no tengamos nada que ocultar pero, cuando usamos un móvil de empresa, la cosa puede complicarse.

La FTC (Comisión Federal de Comercio, que defiende los derechos de los consumidores norteamericanos) y el trabajo de investigación de la Universidad George Mason (Estados Unidos): “Un análisis de la seguridad del sistema de información y entretenimiento para vehículos y la plataforma de aplicaciones” avisan de que, los datos que quedan guardados en un coche pueden ser utilizados para revelar información confidencial de una empresa e incluso los datos del localizador GPS y, con ello, lugares visitados o trayectos realizados.

Por su parte, el trabajo de la Universidad de George Mason ha podido comprobar que hay sistemas de conexión del smartphone al coche (en este caso hackearon MirrorLink) que no garantizan una privacidad plena de la información del usuario. De hecho, uno de los errores más graves es que se almacenan contraseñas sin encriptación adecuada. Eso puede permitir a un hacker utilizar un malware y hacerse con información privada de una persona.

Desde la FTC, proponen a los usuarios de este tipo de tecnologías que tomen medidas para eliminar o, al menos, disminuir el riesgo de pérdida de información. Una de las propuestas es que las empresas prohíban a sus trabajadores conectar los móviles del trabajo a coches que no sean suyos, usando en todo caso un cable con toma de mechero (12v) en caso de necesitar realizar una carga de la batería.


También aconsejan eliminar nuestro dispositivo de la lista de ‘emparejados’ al coche, algo que se puede encontrar en el menú de configuración. De esta manera, devolveremos el vehículo de alquiler totalmente ‘limpio’ de nuestra información. Mucho cuidado hay que tener también con las app que conectan el smartphone al automóvil, ya que habrá que cambiar los ajustes predeterminados para que no compartan más información de la que queremos con el ‘cerebro’ del vehículo o incluso en nuestras propias redes sociales.

Y ni que decir tiene que lo mismo pasa si le vendes el coche a otra persona, deberás eliminar tus dispositivos del sistema si no quieres dejar rastro.

Con información de autopista.es