tracker home

Adiós a los cauchos sin aire

Un caucho sin la presión de aire adecuada se puede convertir en un dolor de cabeza. Imagine, como propietario de un vehículo, tener la posibilidad de olvidarse de buscar de manera desesperada un montallantas para inflar su neumático.

Esta tecnología, que todavía no se consigue en nuestros paises, fue desarrollada por Goodyear a través de su sistema de Tecnología de Mantenimiento de Aire (AMT, Air Maintenance Technology) y se convertirá en gran aliada de los operadores de flotas de vehículos comerciales, pues gracias a ella se eliminará la necesidad de inflar las llantas de forma manual y de esta forma se reduce el consumo de combustible y de dióxido de carbono, así como se aumenta la vida de la llanta y la duración de la carcasa.

John Kotanides, gerente técnico del proyecto AMT, y Sergio Camargo, director de tecnología para América Latina, ampliaron para Autos la información sobre esta nueva tecnología.

¿La tecnología AMT estará disponible para los vehículos de pasajeros?

Goodyear continúa la investigación sobre AMT para vehículos de consumo, pero está enfatizando la tecnología AMT para vehículos comerciales, debido a la demanda del cliente.

¿El mecanismo que mantiene los neumáticos inflados funcionará automáticamente o debe ser activado por el conductor?

AMT permitirá que las llantas permanezcan infladas a la presión óptima sin necesidad de bombas o electrónicos. Todos los componentes del sistema AMT, incluyendo un regulador miniatura y un sistema de bomba, estarán guardados dentro de la llanta. El sistema AMT se activa mientras la llanta rueda por la vía.

¿La tecnología AMT representará un costo mayor para los neumáticos?

Es demasiado pronto para especular sobre precios.

¿Cómo funciona esta nueva tecnología?

Un regulador interno detecta cuando la presión de inflado de las llantas cae por debajo de la presión programada. El regulador se abre para permitir el flujo de aire en el tubo de bombeo. A medida que la llanta rueda, su deflexión aplana el tubo, empujando el aire a través del tubo de bombeo hacia la válvula de entrada. El aire fluye en la cavidad de la llanta, lo que resulta en la presión de inflado especificada.

¿Creen que este desarrollo será una tendencia mundial en todo tipo de neumáticos?

La tecnología AMT sin duda tendrá un gran atractivo para todas las clases de vehículos, desde los más pequeños para pasajeros hasta los camiones comerciales más grandes.

Con información de elespectador.com

banner ktag 728x90